En este apartado quisiéramos hacer un pequeño homenaje a el fundador del Benamejí Béisbol Club, D. Antonio Espejo Arjona, desde 1.985 ha sido la cabeza visible de este modesto club y un ejemplo a seguir para los miembros que componen esta asociación deportiva entre los cuales me incluyó, es de agradecer la labor que a venido elaborando desde los comienzos de nuestra historia y hasta nuestros días, ya que todavía sigue en activo y actualmente ocupa el puesto de Director Técnico.

Como apuntábamos en el apartado de nuestra historia, hacia el verano de 1.985 con su llegada a la Villa de Benamejí, comienza en la plaza de este pueblo lo que poco después sería el primer Club de Béisbol de nuestra comunidad autónoma. Con perseverancia, dedicación y buen hacer ha llevado al Benamejí Béisbol Club donde actualmente esta; militando en la Primera División Española de Béisbol; contando en ocasiones directa e indirectamente con más de un centenar de jugadores a sus ordenes, supervisando las escuelas deportivas de verano, los equipos militantes en las diferentes categorías y los distintos temas burocráticos.

A él le debemos él habernos dado la oportunidad de elegir otro deporte que no fuese el fútbol, el desinteresadamente y sin animo de lucro se propuso el crear un equipo de béisbol en su pueblo natal y a día de hoy podemos decir que el objetivo que se marco en el año 1.985 esta conseguido.

Se podría decir que desde el principio se basto el solo para conseguir formar este Club, aunque contó con la colaboración de su hermano D. Francisco Espejo Arjona que compaginando este deporte con sus estudios aporto su granito de arena.

Antonio mas conocido como "Antonio el del Béisbol" y "Kiko" su hermano no han sido solamente entrenadores del Benamejí en su juventud militaron en varios equipos de Madrid ciudad en la que residían, equipos como: Piratas, Condepols, Jhonson and Jhonson y Arquitectura de Madrid, además militaron en la selección Española de Béisbol el Campeonato de Europa disputado en Madrid, consiguiendo el tercer puesto.

Abría que destacar su puesto como seleccionador de Andalucía.

Podríamos estar hablando de Antonio y no acabar nunca, solo nos queda agradecerle todo lo que ha hecho por los hijos de este pueblo durante todo este tiempo, Antonio, MUCHAS, MUCHAS, MUCHAS, GRACIAS POR TODO.